Ganarse la vida frente a una pantalla

Ay, qué pereza tan hijueputa escribir.

Pero bueno, a lo que vinimos.

Vamos a escribir un post bien chimbo, pero igual es gratis tremendo.

Hoy venía pensando que ya llevo como 4 años ganándome la vida frente a una pantalla.

Gracias a mi amigo Mark Zuckerberg que se les tumbó la idea al par de maricas que estudiaban con él.

Menos mal.

De un momento a otro, terminé trabajando en el rollo de redes sociales y me ha ido bien.

Ni idea por qué, pero pues en la universidad me decían Doña Arepa.

No, no por eso, sino por otra cosa.

Casi ni estudiaba para los exámenes y los pasaba toditos.

Suerte, que llaman.

Yo lo llamo, sentido común.

Y esto señores, es el sentido común

Yo creo que la gran mayoría de las personas que ahorita trabajan en el rollo de redes sociales y pendejadas por el estilo, llegaron como yo: por pura casualidá.

Es como la gente que trabaja en radio o en casi cualquier empleo y le va bien.

En la universidad entrevisté a un poco de gente de varios medios y no hubo uno solo que me dijera que pensaba que iba a terminar en ésas.

Y hoy en día son unos putas en lo que hacen.

De eso se trata.

Trabajar en lo que uno tal vez ni se le pasaba por la cabeza y descubrir que, sin querer queriendo, le serviría para emborracharse comer.

Acá viene lo interesante de este intento de post.


Y es lo siguiente.

No me cabe en la cabeza cómo carajos hay gente tan descarada dictando cursos sobre community management y güevonadas por el estilo.

Entiendo que haya cosas como herramientas y plataformas que necesiten X conocimiento.

Y eso dice mucho de qué tan pailas son las herramientas, que necesitan un curso o pagar pa' poder usarlas.

Es como para ponerse a pensar...

En fin, siempre he dicho que antes de ponerse a pagar por algo que cualquier marica haría gratis, pregúntenle al "profesor" cómo putas aprendió lo que les va a enseñar.

Seguro les dirá que tomó el curso en el Instituto Triángulo...

¡Ni mierda!

Nadie tomó cursos de esta vaina.

Es más, el que los tomó debe estar aún pasando hojas de vida, porque no tiene experiencia.

Y adivinen... el que tiene experiencia no se va aponer de marica a pagar un curso.

Y menos un curso de sentido común.

Esto es lo único que necesitan

La clave está en observar.

Después analizar

Y listo, he ahí lo que necesitan para empezar a meterse en el cuento de social media o el nombre que le quieran poner.

Todos los días se escriben artículos que dicen la misma vaina.

Como diría una amiga: "la misma mierda, pero de diferente culo".

Ponen pendejadas como "Tips para aumentar el engagement".

Y los superhipermegatetrasetentaalfaomegaconsejos son: Haz publicaciones que llamen la atención, crea contenido que le aporte a tu comunidad, las imágenes y preguntas son más efectivas, responde las menciones, haz que ellos participen y opinen, etc...

Y uno queda con cara como de "No marica, ¿en serio?"

Me has cambiado la vida bobo hijueputa.

Jamás se me habría ocurrido.

Ahí es cuando uno se da cuenta de que el sentido común, no es tan común.

Todos los putos días, una y otra vez, salen en varios idiomas artículos que dicen exactamente lo mismo y sólo les cambian el nombre a los términos que usan.

¿Por qué?

Porque así se ganan la vida.

Imagínense tener que escribir un artículo cada semana sobre social media y temas relacionados con esta vaina.

El man o vieja que hace eso ya no debe tener ni mierda más qué inventarse para decir lo mismo que ha dicho por meses, pero para eso le pagan.

Precisamente por eso se orinan de la felicidad cuando sale una red social nueva.

El sentido común les indica que la red será un fracaso.

Un aborto de chulo, pero qué hijueputas, me pagan es por escribir.

Este dedito compró un huevito...

Ahí se repite el ciclo, una y otra vez el rollo de que la nueva red social será la competencia de la que les da por el culo a todas y bla, bla, bla...

6 meses después, no pasó un carajo.

Ahí es cuando uno dice, yo me gano la vida frente a una pantalla (mientras dure).

Yo no tengo ni idea si las redes sociales son una moda o si realmente revolucionaron el mundo y esas estúpidas frases que siempre se usan.

La verdad es que los medios y quienes trabajan en ellos son los que se encargan de vender esa idea.

Sencillamente, porque les pagan por hacerlo y viven de eso.

Si a mí me pagan por escribir sobre ropa interior para gordos, lo primero que voy a hacer es decir que no es una moda, es un estilo de vida.

¡Tómalo!

Ahora multipliquen eso por la cantidad de personas que vivimos viven de las redes sociales.

Si a mí me pagan mañana por decir en mi cuenta de Twitter que la ropa interior para gordos está en furor y hasta los flacos la quieren usar, lo primero que hago es pedir que le den hasta RT.

Pero no se trata de eso, se trata más de informar.


Cada quién verá si cree que es cierto o si lo toma con sentido común, como algo informativo que se está haciendo a través de un medio.

Ya el rollo de cómo se diga, depende de cada títere.

Es posible que la burbuja de las redes sociales explote, como ya pasó con la empresa de mi amigo en la bolsa.

No hay que dejarse meter tanto cuento, nadie sabe en qué va a terminar o evolucionar esta mierda.

Todo depende de la idea refrita que se siga vendiendo, o se estanca esta mierda, y nos aburrimos todos, o se da el paso a algo mucho más interesante.

Por ahora, lo que me importa es que me sigan pagando por ganarme la vida frente a una pantalla.

-
Para descargar me e-book sobre cómo mejorar el engagement, estoy aquí (no es cierto)

Abajo en los comentarios pueden madrearme, hacer spam o escribir los que se les venga en gana. Lo hacen entrando con su cuenta de Twitter.

Compartirlo en:

Quizás también le interese:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »