¿Expertos en social media o expertos en hablar paja?

Me van a odiar más de lo normal después de leer esto...

Pero no importa, de eso se trata.

No es escribir por escribir, sino lograr que los que lean esto no queden indiferentes.

Inicialmente, iba a escribir sobre búsquedas en Twitter por geo-localización.

Pero será la próxima semana, si no muero y esas cosas...

Si muero, la clave de mi Twitter es: 123Tetas.

La primera con mayúscula.

Ahora sí, ¡empecemos!

¿Ustedes no están mamados de ir a eventos a perder el tiempo?

¿De ir a conferencias donde se supone que van a aprender algo?

¿De creer que los expertos que vienen a dar su charla les van a cambiar la vida?

¿De que su papá los manosee?

Ah no. Perdón, perdón...

Yo ya me mamé de llevar años esperando que la cosa cambie, que los que dicen ser expertos en social media al menos lo demuestren.

Pero no pasa.

Seguimos en las mismas.

Leyendo y escuchando vainas viejas, que todos sabemos y no aportan un culo.

Hoy vengo a desenmascarar a esa tracamanada de expertos en social media.

En realidad son expertos es en hablar mierda, en hablar paja y repetir un discurso viejo y aburrido.

Estoy hasta las brevas de leer y oír la malparida frase de "el contenido es el rey".


De hecho, siempre la acompañan de "...Y el contexto es la reina".

Pffft...

En esta época el rey es el que le meta más plata a la pauta y punto.

¿Por qué?

Porque el éxito lo miden por números, y los números se logran con pauta.

En fin, eso es otro tema.

Esto es lo que hace un experto en social media

Volvamos a la frase de "El contenido es el rey".

Les pregunto, ¿dónde está el contenido que ellos han creado para alguna marca?

¿Cuándo carajos han visto que un experto les muestre el contenido exitoso que ha hecho él mismo?

¿Cuándo?

¡Nunca!

Porque es más fácil repetir como un puto loro lo que se memorizó cuando estaba en la casa preparando su discurso.

Si entran a cualquier página Web de un "experto en social media" verán exactamente lo mismo que en la de otros 10.

Las reconocerán fácilmente:

- Una foto del experto sonriendo como si no hubiera mañana (estilo político en campaña)

- A la derecha un e-Book que pueden descargar si llenan el formulario con su email.

- Tutoriales sobre cómo hacer pauta en Facebook.

- Invitación para que asistan a un evento de expertos en marketing que habrá pronto.

Ahí lo tienen.

Fijo ya se acordaron de alguna página que han visto.

El contenido que verán son puras cosas que ya todos sabemos.

Puro copy/paste de noticias y tutoriales básicos.

De hecho, a veces es tan paila lo que hacen, que cuando sale una noticia en Mashable o TechCrunch simplemente la traducen a español y la publican.

Hay algo en lo que son realmente buenos (aparte de hablar mierda).

Y es en posicionar muy bien sus páginas.

He ahí la razón por la que parece que son expertos en el tema y uno jura que son dioses.

Pero la realidad es que hacen buen SEO en sus páginas y la gente termina llegando allá.

El problema empieza cuando uno profundiza.

Y se da cuenta de que no hay un solo ejemplo de lo buenos que dicen ser.

No hay pruebas.

No hay nada que uno diga ufff, ¡cómo no se me ocurrió a mí!

¡Les traigo la cura contra todos sus males perras!

¿Reconocen la imagen de arriba?

En las películas del oeste por lo general aparece este personaje.

Un tipo que viaja de pueblo en pueblo en su carreta, haciendo correr la voz de sus pociones milagrosas.

Los incautos caen fácilmente.

Pues se acercan con sus dolencias y problemas con la esperanza de ser curados milagrosamente.

El tipo vende, engaña y después se va para el siguiente pueblo.

Si han jugado Red Dead Redemption, recordarán a Nigel West Dickens.

¿Por qué logran vender y engañar?

Porque tienen el don de la palabra.

Enredan a la gente ingenua, son una versión vaquera de los expertos en social media.

¿Dónde más han visto esto?

En las iglesias. Los pastores brasileros que sanan a la gente por televisión.

Son predicadores.

En este caso y en nuestra época, eso mismo son los que dicen ser expertos en social media.

Unos charlatanes que predican algo que jamás han hecho.

También pasa en la radio.

Esas cuñas de "le devolvemos al ser amado en 3 días, mejore su suerte, gánese el chance".

¿De qué sirve escribir libros y dar charlas acerca de cómo se debe meter un gol en la cancha si yo no soy capaz de meter ninguno cuando juego?


¿Alguna vez han ido a eventos de social media?

¿Aprendieron algo?

Es más, ¿vieron algo que no hubieran visto días antes en YouTube o en una página Web?

Creo que para lo único que sirven la mayoría es para hacer contactos y conocer en persona a la gente que uno ve a través de Internet.

Hace unos días alguien compartió un link donde una camionada de expertos daba recomendaciones a los community managers para el 2014.

Le pregunté si tenía un solo link en el que saliera algún caso de éxito o campaña reconocida llevada a cabo por alguno de ellos.

Me dijo que en la página de uno de ellos salía la experiencia que tenía.

Yo quede como que o__o

Cuando uno da conferencias, entrevistas y se siente orgulloso de que lo llamen experto, lo mínimo que debería poder mostrar es qué putas ha hecho, a quién le ha ganado.

Ver para creer.

Hoy en día, cualquiera que tenga 100.000 seguidores o más en Twitter es considerado un gurú en el tema.

Lo llaman a entrevistas a que hable sobre el tema y lo único que hace es decir lo de siempre, el discurso preparado de todos:

"El contenido es el rey". "Hay que unirse a la conversación". "El marketing de contenidos es el futuro de las marcas". "Primero hay que escuchar a tus clientes". "Debes decirles que te importan". "Facebook tiene X usuarios activos". "El futuro digital está en el móvil". "Las redes sociales son un nuevo canal para aprovechar". "Hoy en día los dueños de la marca son los consumidores". "Las empresas tienen que evolucionar y avanzar hacia el social business". "El contenido tiene que ser más gráfico para enganchar a la gente". "Primero hay que crear una relación antes de vender"...

Ahora digan que no, que jamás han oído esas frases de cajón.

Si yo le dijera a mi mamá que las memorizara y las dijera en una entrevista, la gente juraría que ella es una experta.

Así de sencillo.

Esto es lo que nos estamos tragando a diario:



¿Han notado que en todas esas conferencias y foros que se hacen, todos llegan a mostrar videos de Youtube o campañas exitosas en Twitter y Facebook?

Yo me pregunto, si son tan duros como dicen y hacen creer, ¿por qué no muestran su propio trabajo?

¿Por qué esa campaña exitosa no fue la suya?

¿Será que realmente son exitosos contratando haciendo SEO a sus páginas y aprendiendo el libreto?

Al igual que el profesor Cocoon, yo diría que sí.

Tal vez los que realmente saben son personas anónimas, que no se dedican a vender la imagen de "marca personal" en una página en la que sale su foto sonriendo de oreja a oreja arriba en la portada.

Están en las agencias, creando cosas exitosas y nadie los invita a conferencias, porque termina yendo su jefe o un "experto internacional".

Ellos son los que tal vez están hablando menos y haciendo más.

No alguien que simplemente da pautas y guías para community managers y jamás ha ejercido esa labor.

Pero eso sí, escribió un libro sobre el tema.

¡Ja!

Es chistoso, o sea, ¿cómo es posible que alguien que no ha trabajado en su cochina vida como community manager sea tan descarado de pararse frente a un público a predicar cómo es que debe hacerse?

Es como ver a un comentarista de fútbol diciendo que el jugador que botó el tiro libre debería haberle pegado de X manera al balón, cuando en su vida ha estado ahí en la cancha pateando uno.

¿Cuál es la solución?


Yo ya me mamé.

No sé ustedes.

Pero yo ya me mamé de estar leyendo, viendo y sintiendo que no avanzamos en el campo de social media.

Ayer compartí en Twitter una cantidad de posts que escribí en el 2011 en este intento de blog.

@Ivonnecita_B me decía que aún eran vigentes.

Y es triste.

¿Por qué?

Porque significa que no hemos avanzado un carajo, significa que estamos estancados.

Estamos con la mierda en las rodillas y no nos movemos.

Y no nos movemos, ni avanzamos porque seguimos con el modelo viejo.

Con el modelo atrasado.

Yendo a conferencias a oír lo mismo que oímos en la anterior, pero dicho por otro experto, y salimos de ellas con el mismo mal sabor de boca una y otra vez.

Hay algo detrás de todo lo que está pasando.

Somos envidiosos.

Nos da miedo compartir lo que sabemos.

No te la presto porque... porque no quiero

¿Cuál es el puto miedo?


No me imagino al que inventó las papas fritas guardándose el secreto.

O al que inventó el microscopio usándolo y viéndolo él solo.

Cuando uno comparte las maricadas que sabe, mejoran.

La gente aporta y crecen, se vuelven mejores.

De hecho, hasta alguien las transforma y hace que evolucionen en algo mucho mejor.

Si seguimos creyendo que tenemos la gallina de los huevos de oro, no vamos a conocer al que nos ayude a tener una granja llena de gallinas que den más huevos.

Se va a morir el secreto con nosotros.

Para los que no han entendido, aquí les va:

Tenemos que compartir los casos de éxito.

Los casos propios, los que tiene cada uno ahí en su cabeza.

Tenemos que invitar a esas personas a los eventos grandes.

A que nos enseñen, a que nos muestren.

Que nos digan qué hicieron para lograr que su campaña fuera exitosa.

Es la manera de lograr que nuevas ideas surjan.

Que nos pongamos retos más grandes.

Cuando uno comparte lo que sabe, pierde el miedo.

Porque se motiva a crear algo mucho mejor.

Algo más hijueputa que lo que ya hizo.

Pero cuando uno se queda callado y no comparte, se estanca.

Se queda en su marica zona de confort y no crea cosas nuevas.

Les pongo un ejemplo.


Anoche, por pura casualidad me encontré un caso de éxito que compartió una agencia española.

Me encantó.

Cuentan cómo lograron conseguir 4.000 fans likes en 8 días.

Lo que más me gustó fue cómo se desarrolló la estrategia, cómo cada cosa que iban haciendo les iba a servir para usar más adelante.

No se limitaron a decir güevonadas y las frases de siempre, sino que mostraron cómo llevarlo a cabo.

¿Qué perdieron al compartirlo?

Nada, y seguramente sus clientes tienen una prueba real de lo que son capaces de hacer.

A eso me refiero.

Uno no saca ni mierda chicaneando y diciendo que es el que la tiene más grande.

Hay que demostrarlo.

Siempre me ha gustado lo que hacen con las redes de Pony Malta.

Recuerdo que el año pasado presentaron parte del caso en un evento.

Todo el mundo elogió la estrategia.

El tipo que la presentó creo que ni tenía cuenta en Twitter o por ahí tendría 200 seguidores.

Eso demuestra que no hay que tener una página Web con un e-Book descargable para ser un putas en lo que se hace.

Es hora de avanzar e innovar

En Colombia debe haber cientos de casos de éxito que nadie cuenta, que la gente se ha guardado.

Personalmente, me encanta el trabajo que hacen en Ariadna.

Los considero los papás de las redes sociales en Colombia.

Siempre van un cinco pasos más adelante en el tema con las marcas que manejan.

Sería del putas conocer cómo lo hacen.

Como Oreo, que tiene su calendario de fechas importantes como un relojito.

En mi caso, me ha encantado trabajar en estrategias con Youtubers.

Puedo compartir ese conocimiento y la experiencia con ustedes.

Seguro hay muchas marcas juveniles que pueden sacarle provecho al tema.

Y además genera empleo para ellos.

En fin...

Ahí les dejo la idea.

¿Seguimos creyendo en los vendedores de humo expertos o empezamos a creer en los que la están rompiendo y nadie sabe quiénes son?

Me encantaría ver un evento anual/semestral en el que se presentaran únicamente casos de éxito en Colombia, con invitados de otros países, en vez de un charlatán "famoso" que no me aporta un culo de ideas.

Aquí está el caso de los 4.000 likes.

-
Para comprobar si mi password es 123Tetas, estoy aquí.

Para agregarme a Linkedin o contratarme en su agencia como director de social media o social media manager, estoy aquí. (si les pide mi email es riclargo@outlook.com)

En la parte de abajo ↓ pueden dejar sus madrazos, amenazas de muerte, comentarios o preguntas. Apenas las lea, entro y respondo...

Compartirlo en:

Quizás también le interese:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »