¿Qué hacer cuando no hay un líder de social media en su agencia? ☠

Por estos días hasta la tienda de la esquina tiene redes sociales.

El rollo es que muchas veces quien las administra no tiene ni puta idea de lo que está haciendo.

En otros casos, es alguien que de pura chimba lo contrataron en una agencia y ya se le acabaron las ideas.

Pero tranquilos.

Vine a salvar el día.

Ay, que sí... ajá.

Pues nada, en este post vengo a contarles lo que se me ocurrió para toda la gente que está en la inmunda con el tema.


Y para los que no, también.

Hay un problema muy hijueputa con este rollo.

Muchas agencias y empresas están contratando a un community manager Jr.

¿Hay algo más abajo de Jr?

¿Micro Jr?

Contratan personas que no tienen ni puñetera idea sobre esto.

La razón es obvia, no tienen tampoco mucho billete para contratar a alguien con experiencia.

Y además, no creen mucho en el cuento de las redes.

Fijo lo están haciendo porque se enchimbaron y se ganaron un cliente que les pidió manejarles las redes sociales y les tocó ponerse a buscar.

Todo lo anterior está bien y mal...

Bien, porque es putamente importante que se le dé trabajo a la gente sin experiencia.

Si no, ¿cómo carajos la van a adquirir?

Mal, porque no le dan ningún tipo de guía o asesoría.

Lo botan al agua a ver qué hace, sabiendo que no cuenta con experiencia previa.

¿Y esperan que lo haga bien?

Más o menos, esto es lo que acaban de contratar

Déjenme decirles que son unos irresponsables de mierda.

Todo el mundo necesita que alguien lo guíe mientras aprende.


Y, claramente, en las empresa o agencias que contratan pura gente Jr, no hay alguien que este más arriba para guiarlos y enseñarles lo básico, intermedio y, mucho menos, avanzado del tema.

Empiezan a pedirles reportes, estrategias, planes, diagnósticos, nuevas ideas, etc.

Eso sin contar los que se van de descarados y ponen al community manager a hacer piezas gráficas y videos.

Obviamente, porque no hay plata.

Si pudieran, también lo ponen a pagar la nómina y a hacer vueltas de bancos.

Por fortuna, hay muchos videos, tutoriales y blogs serios (no como éste) que les ayudan a los que están empezando.

Pero siempre llega un punto en el que necesitan algo mucho más específico.

Es decir, muy bonito y todo el tutorial y el ejemplo que encuentran en Internet, pero no tienen a alguien entendiendo su contexto real, escuchando lo que necesitan realmente.

Por eso es que odio los cursos, diplomados y vainas por el estilo.

¿Saben por qué?

Primero, porque el "profesor" es quien decide cuáles son los temas que van a tratar.

Se convierte en algo unidireccional, tedioso y aburrido en donde el alumno o la persona que quiere aprender o profundizar sobre algo, debe limitarse al programa y ya.

Hay personas que no son tan Jr y ya tienen conocimientos, pero en el lugar donde trabajan no hay alguien que los guíe.

No hay nadie que les dé una cachetada y les diga si está bien, si está mal, si se puede mejorar, etc.

Son como un barquito a la deriva a punta de prueba y error, sin nadie con más experiencia que les indique si van por el camino correcto o si están nadando en la mierda.

Lo único que tienen es a un jefe que les pide cada vez más cosas que ni ellos mismos entienden.

Cada caso es único, cada cliente es muy particular, la agencia, el tono, el contexto, lo que quieren lograr, son detalles que no se suelen tener en cuenta cuando se montan cursos y vainas por el estilo.

Uno aprende más cuando conversa con alguien sobre un tema, cuando es más a manera de entrevista y puede resolver todas sus dudas.

Es lo que siempre pasa cuando un "speaker" se baja de la tarima.

Algo así como que todo lo que acaba de decir me sirve, pero necesito ir a preguntarle algo más puntual y que me va a serivir más.

Cuando uno es niño pregunta por qué el cielo es azul, por qué el pasto es verde, el sol amarillo.

Es muy importante que exista alguien que le pueda ir diciendo a uno cómo hacer las cosas.

Aprovechar la experiencia de alguien que ya pasó por ahí, que puede asesorarlo es fundamental para avanzar y no quedarse estancado.

En este mundo hay mucha gente que vende humo y no ha hecho nada

¿No les ha pasado que hablan con alguien y les da la impresión de que es simplemente un hablador de mierda?

Pasa mucho cuando alguien comenta alguna publicación en Facebook y usa un lenguaje muy técnico y que suena como a que está diciendo algo importante.

Y al final, no acaba de decir ni mierda. 

Simplemente, utilizó palabras y cosas muy generales para dar su opinión, sin ir al grano.

Esto es muy divertido en el mundo social media, hay gente muy buena para vender humo, para decir en una sola frase como 8096075580508587 términos y al final no dejar nada concreto.

Gente que en una sola frase puede decir "el contenido es el rey", "retorno de la inversión", "engagement", "posicionamiento", "estratégico", "reach", "analíticas", "métricas", "humanizar", etc.


Uno lo que menos necesita es a un hijueputa de éstos que parece más vendedor de Herbalife desesperado por quitarse la mierda del cuello.

Un mentor de verdad no necesita decir lo que todo el mundo ya sabe o hablar con lenguaje muy técnico.


Simplemente, debe entender a quién está guiando y cómo, con su conocimiento, puede hacerlo avanzar y convertirlo en alguien más seguro y avispado (?).

Lo que necesitamos es más franqueza.

Gente que al decir las cosas se exprese con sinceridad y claridad.

No gente que cuando habla con uno parece que todo el tiempo le está queriendo vender hasta la útima aguja que tiene en el bolsillo.

Esa gente sólo crea desconfianza.

Cuando uno está aprendiendo o quiere conocer más sobre un tema, prefiere que le hablen de manera cruda, que le abran los ojos y al final uno quede pensando algo así como "este carechimba tiene razón".

Hay gente a la que le fascina el típico modelo de cátedra.

Sentirse que está en clase.

Yo odio esa mierda, odio los talleres.

Los odio a ustedes. Ah, no. Perdón.

No hay nada más bacano que tomarse una cerveza o un café con alguien y hablar de cualquier tema sin tanta formalidá.

El rollo de "la última y nos vamos" viene de ahí.

Cuando la conversación es provechosa uno quiere que no se termine, la disfruta, quiere más.

Hay gente que es muy ñoña para explicar las cosas.

Gente que aburre y da la sensación de que todo lo que habla es sistematizado, no es espontáneo.

Yo prefiero a alguien así:

Nada mejor que tener a un hijueputa como asesor

Volviendo al tema y, ahora sí, contándoles cuál es la finalidad de este post, podemos decir que es la segunda parte del que escribí la vez pasada.

Como les conté, ahora formo parte del mundo freelance...

¡Y es del putas!

Nada mejor que no estar atado a una agencia de mierda o un jefe que quiera verlo a uno sentado en un puesto todo el día para justificar su "inversión".


En el post anterior les contaba que varias personas me han buscado para ver si me le mido al rollo de guiarlos en este mundillo de las redes sociales y ese cuento.


Gente que quiere aprender, avanzar o simplemente está empezando y no cuenta en su agencia con un líder de social media o algo parecido, simplemente porque no hay un área para eso.

Lo estuve pensando y me parece que el rollo es muy bacano.

Ya tengo pendientes algunas citas, incluyendo una agencia que quiere reforzar el tema con su equipo.

La metodología es del putas.

Básicamente, es tipo reunión/charla/mesa redonda/Q&A.

Me cuentan cuál es el contexto de lo que están haciendo, qué necesitan, qué les gustaría reforzar, sacamos ideas, charlamos y la pasamos bueno.

Es como ser un mentor.

Y no, no sólo es para mentarles la madre.

La idea es apoyar a la gente que trabaja en este rollo y no cuenta con un alguien que le ayude a desenvolverse mejor profesionalmente y a que no le metan los dedos a la boca.

No es la competencia de cursos o diplomados chimbos.

Si se quieren gastar la platica en eso pa' recibir un papel, es cosa de cada uno.

Yo lo veo más como un complemento a lo que ya saben y un acompañamiento que no les da el lugar donde trabajan o la persona que tienen como jefe.

En otro casos, me ha buscado gente que no tiene ni puta idea del tema, pero le gusta y quiere saber cómo es la vuelta para empezar en esto.

Véanlo como algo parecido a un entrenador personal.

La idea es sencilla:


- Sesiones de 2 horas (la cantidad que ustedes quieran o necesiten).
- $80.000 C/U (por adelantado).
- Presenciales o por Google Hangout.
- Cuadramos la cita en Google Calendar.

Las sesiones presenciales podemos hacerlas en su agencia/oficina o en una de las mías.

Cuando digo una de las mías en realidad es broma.

O bueno, no tanto.

Tengo oficinas por toda la ciudad, con mesas, café, WiFi.

Éstas son las nuevas oficinas xD

Es súper fácil.

En este enlace están todas, buscamos en cuál nos vemos y listo.

Si les suena la idea, me cuentan:

Email: riclargo@outlook.com
Twitter: @Riclargo
Facebook: (por inbox)
Whatsapp: 316 584 48 33
-

Para ver cuántas otras groserías me sé, estoy aquí.

Para ver en dónde he trabajado y a quién le he ganado, estoy aquí.

Abajo en los comentarios pueden escribir todas sus críticas destructivas, hacerme ciberbullying y cosas por el estilo, ¿miedo o qué? ↓

Compartirlo en:

Quizás también le interese:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »