10 recomendaciones para community managers que empiezan en el mundo laboral

De los 8 años que llevo trabajando, más de 6 han sido haciendo cosas como community manager.

El puesto cambia de nombre, funciones, personas a cargo, pero la labor es la misma: conectar marcas/empresas/entidades con su público objetivo.

Y viceversa.

He estado como community manager, social media manager, director de social media, director creativo y gestor de contenidos.

Después de tanto tiempo, lo que más me gusta es ser community manager.

Es algo que se disfruta mucho, es más emocionante.

Este post va a ser más arrogante/egocéntrico que todos los anteriores.


¿Por qué?

Porque es mi puto blog.

Y también porque las recomendaciones que les voy a dar se basan únicamente en mi experiencia.

Así que es muy probable que en los comentarios haya desacuerdos y cosas así.

Pero no importa, en este caso, es sólo mi punto de vista, de acuerdo a cómo me ha ido y a las cosas que me han funcionado.

¡Empecemos!

Lo primero es decirles que este trabajo es muy parecido a ser futbolista.

Sí, hay muchos equipos, ligas, copas, tornenos...

Llámemoslos "escenarios".

Y un community manager es un jugador de fútbol.

Existen jugadores como Messi que juegan en el mejor o uno de los mejores equipos del mundo y gana millones por lo que hace.

Pero también existen equipos muy malos y jugadores que ganan una miseria.

La lección número 1 es: en este campo los sueldos son y serán siempre desiguales.


Van a conocer gente que se gana 5 millones de pesos por hacer la quinta parte de lo que hace el que se gana 800 mil.

Y pues sí, así es la vida.

A nadie lo obligan a bailar con viejas feas a menos que lo permita.

De cada uno depende cómo le va en la fiesta

La lección número 2 es: El lugar donde se hace la práctica puede ser la experiencia más importante.


Esta parte va para quienes no se han graduado o van a entrar a su primer empleo.

Es el punto de partida y lo que seguramente va a determinar cómo será el resto de su trayectoria.

Cuando alguien ve la hoja de vida de una persona sin experiencia, lo primero que verá será el lugar dónde hizo su práctica.

Y eso dice mucho.

Busquen lugares grandes, agencias, empresas, entidades que todo el mundo conozca.

Acá es más importante el nombre del sitio que lo que les vayan a pagar.

Es una inversión a largo plazo.

Y da paso a la siguiente lección.

La lección número 3 es: las cosas grandes abren puertas grandes.


Es bastante obvio, si todos los sitios donde usted trabaja son importantes, lo seguirán contratando en sitios iguales o mejores.

Como los equipos de fútbol, cuánto más caro sea su pase, mejores serán los equipos en los que jugará.

Y aquí es cuando esa inversión a largo plazo da frutos: va a darse el lujo de cobrar más caro que cualquiera.

¿Por qué?

Por su trayectoria.

La lección número 4 es: haga crecer su triángulo para todas las esquinas.


¿A qué carajos me refiero con el triángulo?

Son tres cosas por las que siempre lo van a medir en este campo.

1. Los lugares en los que ha trabajado (agencias, entidades, empresas).

2. Las marcas que ha tenido a cargo.

3. El tiempo de experiencia que tiene.

Cuanto más grandes e importantes sean estos tres factores, más grandes e importantes serán las puertas que se le abrirán.

Y viceversa.

La práctica hace al maestro

La lección número 5 es: lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.


Hay una sola cosa que pasa por encima del triángulo que mencione arriba.

De hecho, es la más importante para sobrevivir en el mundo laboral.

¡Los contactos!

No se trata de tener 9696696969699798790 amigos en Facebook que no sirven para ni mierda.

Se trata de contar con un puñado de gente que lo conoce a usted y que está dispuesta a ayudarle.

Ahí la figura ya se convertiría en un cuadrado.

Pues nadie quiere recomendar a un tarado que hace todo mal y que no sirve para nada.

Cuando alguien lo recomienda a uno para una vacante, está haciendo dos favores y ganando confianza por ambos lados.

Así que tratará de que ambas partes queden satisfechas y no que alguno o ambos lo terminen odiando.

La lección número 6 es: tener criterio y carácter.


Tener criterio es simplemente decir lo que tiene que decir cuando lo tiene que decir.

Y no me refiero a decir lo que el otro quiere escuchar.

Me refiero a decir lo que usted piensa.

Y para eso se necesita tener carácter.

No cualquiera es capaz de contradecir con argumentos lo que el dueño del aviso piensa.

Para eso se necesita tener huevos.

También es una inversión a largo plazo, que se verá reflejada cuando los que están por encima de usted le valoren eso y se lo hagan saber.

¿Por qué?

Porque, seguramente, de cada 10 ó 20 personas usted es el único que se atreve a decirles en la cara que no está de acuerdo con algo.

Y no quedará como un lambón.

La lección número 7 es: sean lo que son, no sean toderos.


Lo peor que alguien puede hacer es dedicarse a ser el hombre orquesta.

Si en una vacante están buscando a un community manager que haga el diseño de las piezas gráficas, edite video, sea webmaster, escriba post en el blog, haga SEO, SEM y se entienda con los clientes, huya de ahí.

De entrada le están diciendo que no tienen un puto centavo para contratar a todo el equipo que necesitan realmente.

Es como si le estuvieran diciendo desde el comienzo que su vida será una mierda.

Y por los mismos 500 pesitos.

Un community manager debe preocuparse por su ortografía y redacción.

Por estar al día en las tendencias, saber escuchar, conectar, adelantarse a lo que va a pasar.

Por saber leer, escribir y hablar en inglés (ahí ya la figura sería un pentágono).

Todo lo demás vale verga y es trabajo de otra persona, no el suyo.

Si lo hace, pues todos van a ser felices menos usted.

Sean diferentes o nadie los verá jamás


La lección número 8 es: La vida es muy corta para trabajar en un sitio de mierda.


Todos los trabajos tienen un ciclo igual al que tienen las relaciones de pareja.

Si as cosas andan mal y ya ni tienen sexo, es hora de conseguirse algo mucho mejor.

Así de simple.

La lección número 9 es: conocer muy bien el campo o la industria en la que se mueven.


Sigan las páginas y redes sociales de las agencias.

Vean MAD MEN en Netflix.

Sigan a Vacantes CM.

No paguen cursos, lo mejor que pueden hacer es buscar en Google y aprenderán más que en cualquier otro lugar.

Internet lo tiene todo (y actualizado).

Sean autodidactas.

Aprendan haciendo.

Busquen sitios Web que estén mostrando todos los días lo que pasa en el mundo de la publicidad y las comunicaciones.

Sepan qué hace cada cargo: copy, ejecutiva, director creativo, planner, trafficker, comercial, diseñador, etc.

En digital cada día se inventan uno nuevo.

La lección número 10 es: pensar siempre en GRANDE.


Esto resume todo lo anterior.

Si empiezan en un lugar grande, siguen por esa misma línea y logran mantenerse en el tiempo, ¡felicitaciones!

Nadie podrá bajarlos de ahí, ni quitarles lo bailado en la fiesta.

-
Para asesorías sobre cómo ser community mangers, estoy aquí.

Para ver fotos de las fiestas a las que voy, estoy aquí.

↓ Abajo en los comentarios pueden poner más lecciones para que la gente que está empezando las sepa o pueden decir que es una basura todo lo que acabo escribir, no hay rollo. Si les gustó, compártanlo en sus redes sociales, ¡es gratis!

Compartirlo en:

Quizás también le interese:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »