¿Cuáles son (realmente) las funciones de un community manager?

Hace unos 3 años escribí este post, explicando cuál era la diferencia entre un community manager y un social media manager.

Ya ha pasado bastante tiempo y aún siguen existiendo muchas dudas en el tema.

Es obvio, sigue siendo una vaina "nueva".

Nadie sabe qué hace un community manager si no tiene claro cuáles son sus funciones.


Y es más jodido si cada día sale un término nuevo como trafficker, digital planner o content manager que complican más el glosario de los social media (medios sociales).

Por cierto, un tip básico: no es lo mismo social media que social network.

Así como tampoco es lo mismo social media que redes sociales.

Por esas vainas es que la gente ya empieza a confundirse.

Pero frescos, no es tan complicado.

Por un lado, la clave está en tener sentido común.

Eso que casi nadie usa por estos días.

En publicidad y comunicaciones es clave tratar de buscar el significado en español de la mano de palabras tan hijueputa que se inventan para que suene todo más cool.

De hecho, acabo de recordar que (para mucha gente que empieza en esto) hay un término que les ha dado duro entender.

Y es una bobada.

El término es: copy.

La traducción simple es redactor creativo.

Sí, es el que se habrá inventado el esolgan de Davivienda y todo lo que ven en vallas, revistas y cualquier vaina que tenga un texto corto y llamativo.

De nada.

Ah, y otra cosa, cuando es plural, no se escribe copys, se escribe copies.


Social media o medios sociales viene siendo todo el grupo de plataformas digitales que permiten que los usuarios se comuniquen entre sí, compartan pendejadas, jueguen y, yendo al grano, interactúen de todas las formas posibles.

Por poner un ejemplo, este blog forma parte de los medios sociales.

Un community manager hace cosas más simples de las que se creen

Yo sé, qué introducción tan hijueputa para llegar al tema.

¡Pero necesaria!

Entre todas esas plataformas de los social media, hay algo llamado social networks.

Que no es más que nuestras amadas y odiadas redes sociales.

Facebook fue la que logró reunir mejor este concepto y convertirse en el referente de la vaina.

De hecho, creo que suena más bacano (y preciso) decir "trabajo con social networks" que con social media.

¿Por qué? Porque el trabajo de un CM se enfoca especialmente en esa parte de los medios sociales.

(Y porque aún no está tan trillado decir social networks).

En fin, ¡llegamos al lugar donde entra el communty manager!

Acá quiero cagarme un poco en los ancianos que sacan pecho diciendo que llevan 18 años siendo community managers.

No se dejen engañar por esa gente que habla de GeoCities y vainas de ésas que no vienen al caso en este momento.

Esta mierda, como la conocemos hoy, nació en el 2007 cuando Facebook implementó las páginas. 


Ésas en las que uno no daba 'Like', sino se convertía en 'Fan'.

Al mismo tiempo que (en el mismo año) Twitter empezaba a expandirse.

Ahí fue cuando realmente nació esta mierda.

Cuando marcas de consumo masivo y medios de comunicación empezaron a pagarle a alguien por administrar sus comunidades.

O, como en el caso de Coca-Cola, contrataron a sus propios fans (creadores de la actual página oficial).

Y se convirtió en un trabajo que, desde esa época, es la envidia de mucha gente.

¿Por qué?

Porque le pagan a alguien por estar haciendo todo el día lo que a otros les prohíben en el trabajo.

Es como ser camarógrafo de videos porno o el man que presentaba Naked Wild On!

Las funciones en ese momento eran simples.

Aún los son.

De hecho, no era tan sencillo programar las publicaciones como ahora.

¡Larga vida al que se invento la programación de contenidos!

¿Ven que social network se ve más cool?

¿Qué hace un communty manager?

Les tengo la respuesta corta.

Un CM administra las redes sociales (social networks) de una marca (empresa/entidad) y gestiona los contenidos que aparecen en ellas.


¡Simple!

Si le quitan el punto y omiten lo que va en paréntesis, hasta cabe en un tweet.

¡Y les sobran 44 caracteres!

Ahora que suena simple, dividamos la vaina en dos: administración de redes y gestión de contenidos.

Aquí entra de nuevo nuestro mejor amigo, el sentido común.

Empecemos con lo obvio: la administración de redes.

Las redes se administran gracias a las diferentes plataformas (Facebook, Twitter, Instagram YouTube, las demás valen verga y lo saben) y herramientas que dentro en ellas.

Así que el primer paso es tener un conocimiento técnico de este rollo.

Saber que existen aplicaciones externas como HootSuite para administrar y programar contenidos y hacer otras tareas, también cuenta.

Así como las otras plataformas que permiten medir cosas como: alcance, impacto, sentimiento (supuestamente), interacciones, reacciones, views, etc.

Cada social network cuenta con herramientas propias que nos permiten: publicar, editar, compartir, medir, asignar, comentar, configurar, agrupar, transmitir, leer, exportar, etiquetar, ingresar, eliminar, alertar, ordenar, aprobar, escuchar, silenciar, bloquear, reportar, denunciar, organizar, seguir, monitorear, analizar, pautar, notificar, contactar y lo más importante: conversar.

*Vuelve a tomar aire.

Dicho de otra forma, esa lista de mercado de arriba corresponde a las funciones que debe cumplir un community manager.


Imagínese lo siguiente...

Facebook es un carro y usted es el conductor.

Para aprender a conducir no se necesita tomar un curso.

Su función es conocer cómo funciona ese vehículo y tener la suficiente destreza para aprovechar cada cosa que se puede hacer con él.

Desde echar reversa, hasta activar el parabrisas, pasando por bajar la ventana, pitar, ponerse el cinturón, parquear, encender las luces, frenar, acelerar, meter los cambios...

¿Empieza a entender?

Haga de cuenta que este carro es la página de Facebook de una marca con 100 millones de fans (likes)

Ahora, vamos con la segunda parte...

La más jodida y enredada de entender: la gestión de contenidos.

Digamos que usted ya conoce todas las funciones del carro y, además, es un piloto ni el hijueputa.

Aquí viene la parte divertida.

Resulta que en medio de la carrera, le toca bajarse a pintar el carro, cambiar las ruedas, calibrarle los espejos, medir los tiempos, acomodar el chasis, soldar los circuitos, reparar el timón y ponerle stickers al alerón.

Sí, en vez de tener un equipo de expertos que se encargue de realizar cada acción, le toca a usted.

¿La razón?

No importa, puede ser cualquiera.

El dueño de la escudería no tiene sino para pagar el piloto.


Usted que es el piloto cree que es muy bueno pegando stickers y pintando el carro.


Ninguno de los dos sabe cómo funciona el contrato.

La escudería apenas está empezando, entonces quiere probar qué se siente tener un piloto que le conduzca el carro, así se vare y le toque a él bajarse a ver qué hace.

El piloto aceptó desde el principio tener que cambiar las ruedas y soldar circuitos porque pensó que era parte de la conducción.

En fin, siguiendo con las analogías, ¿no le iría mejor a la escudería si tuviera el equipo necesario para correr en la pista?

Sería algo así...

Mientras el piloto va conduciendo, se fija en todo lo que ocurre durante la carrera y sabe que hay más pilotos que pueden sobrepasarlo.

Entonces, pide que le midan los tiempo para poder tener una estrategia más clara durante la carrera.

Luego, solicita un cambio de llantas en pits porque el terreno cambió (debido a la lluvia).

En la siguiente vuelta, informa que necesita calibrar los espejos del carro para poder ver mejor a los otros pilotos.

Antes de la carrera, le habían hecho mejoras al chasis, el alerón y probaron el nuevo timón.

Todo empieza a mejorar...

Justo antes de la última vuelta, cambia de llantas rápidamente (porque ya hay sol) y así logra sobrepasar al carro que iba en primer lugar.

¡Y gana la hijueputa carrera!


También me la sé con community managers, diseñadores gráficos, webmasters, traffickers, directores creativos, directores de arte, ejecutivas de cuenta, copies, videógrafos, etc.

Lo que hace el carro en la pista no depende únicamente del conductor

¿Qué esperaban? ¿Un marica listado con lo que debe hacer un community manager?

¡Pues no!

Para eso están Google y el sentido común.

La moraleja de esta vaina es muy sencilla: Trabajar en equipo divide el trabajo y multiplica los resultados.

Sí, ya sé que ustedes son poco soñadores y prefieren ejemplos más aterrizados.

Pues también se puede.

Si su marca es un puto Renault 4, créame que jamás va a poder tener de piloto a uno de Fórmula 1.

Y viceversa, Ferrari no va a contratar a un conductor del SITP.

El talento y las destrezas de cada conductor son distintas, pero aún con esas diferencias, puedo asegurarle que ninguno de los dos va a saber pintar un carro perfectamente como lo haría el que se dedica a eso.

Tampoco va a tener la destreza suficiente para arreglar una puerta que quedó vuelta mierda después de chocarla, y otro lo hará sin ningún problema porque es lo que mejor sabe hacer.


Si usted tiene un carro, no pretenda que el chofer también haga las veces de mecánico.


Seguramente, el chofer podría soldar una puerta.

Pero... que pueda hacerlo, no significa que deba hacerlo.

Y si usted es chofer, dedíquese a eso, no se ponga dárselas de artista.

Espero que hayan entendido.

Cualquiera puede manejar un carro, pero no todos son pilotos de Fórmula 1.

-
Para ver más definiciones que caben en un tweet, estoy aquí.

Para recibir una asesoría relacionada con social networks, estoy aquí y para contratarme como piloto freelance, pase por aquí.

Si les gusto este post, compártanlo en sus redes sociales o con alguien que no sabe del tema y le va a servir. Abajo pueden comentar lo que se les ocurra y preguntar las vainas que quieran.

Compartirlo en:

Quizás también le interese:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »