10 tips para community managers freelance

Llevo un par de años dándole al rollo de ser community manager freelance.

Siento que ya tengo algo de criterio para poder dar un par de recomendaciones a los que están empezando en esta modalidad.

Recuerdo que en algún post, hace bastante tiempo, dije que ni loco trabajaría de esta manera, pues me parecía un rollo muy heavy vivir de las probabilidades de tener o no clientes.

Hoy, que ya lo he vivido en carne propia, entiendo mejor cómo se mueve el tema y lo que se necesita para sobrevivir sin mucho lío.

Y aquí va:

1. La experiencia previa en agencias es clave:


Sé que varias personas han arrancado de una como freelancers, saltándose el proceso de pasar primero por una agencia, pero ese bagaje sirve un montón para entender mejor cómo funcionan, quién hace qué y así saber cómo lidiar con todas las que serán clientes y uno su proveedor.

2.  El mejor contrato es el que no se firma con el dueño:


Hay distintos tipos de clientes: agencias, entidades del estado, marcas, establecimientos. Las relaciones que suelen tener mejores resultados son las que no se hacen directamente con el dueño del aviso. Sencillamente, porque se hacen con una persona que sí está enfocada en su trabajo y no acaparar cada cosa que pasa en su negocio. Esas relaciones duran poco.

3. Haga lo suyo, no se crea malabarista:


Ofrecer el servicio de community management (administración de redes sociales + gestión de contenidos) y querer sumarle cosas como diseño gráfico, grabación y edición de video, redacción de artículos, SEO y cosas por el estilo, lo hará ver como un todero. Es probable que le paguen sólo por una cosa y le quitará tiempo para tener otros clientes que le pagan más y mejor por sólo ser CM.

4. Sepa cuándo retener y cuándo dejar ir:


Una parte muy bacana de ser freelance es que usted puede despedir a sus clientes. Sí, eso pasa. Cuando una relación se vuelve tóxica y empieza a afectar su tranquilidad o a interferir con sus otros clientes, es mejor salirse rápido de ahí. Se dará cuenta de que en menos de nada, llega uno mejor y la vida continúa.

5. No se deje ver la cara de idiota:


Recuerde que su tipo de contrato no involucra jefes, horarios, ni lugar físico de trabajo. No se deje enredar con cuentos. Si le dicen que es freelance, prestación de servicios o contratista, es exactamente lo mismo.

Nada como trabajar relajado en la casa

6. Los mejores clientes son los que lo buscan a usted:


Es fundamental que se dé a conocer, que cree contenido propio, que la gente sepa a qué se dedica. La mayoría no lo hace y eso le da una ventaja ni la hijueputa sobre ellos, así sean mejores, nadie los conoce, a usted sí. Cuando un cliente lo busca, ya sabe qué es lo que quiere y no hay que convencerlo de nada.

7. Trabajar con el Estado es una chimba:


Si tiene la oportunidad de trabajar con alguna entidad del Estado, acepte. Primero, es bueno para su hoja de vida. Adicionalmente, no son clientes que están pensando sólo en vender. El enfoque, por lo general, es educar a los ciudadanos sobre algún tema y promover cosas que benefician a la gente, es chévere y, además, pagan mejor que muchas agencias.

8. Los contratos verbales son válidos: 


Hay gente que me pregunta todo el tiempo por formatos de contrato. La verdad es que no tengo ninguno. No los he necesitado. El sentido común muchas veces sirve para saber en qué se está metiendo uno. Jamás he tenido problemas cuando no se firma un contrato. El contrato se hace (principalmente) para asegurar que le paguen. Si no le van a pagar, no lo harán así haya firmado algo, así de sencillo. Además, los contratos verbales también son legítimos. Eso sí, envíe por email su propuesta y a lo que se compromete.

9. Marca personal: 


Esto se relaciona con el punto #6. La forma de lograr que la gente le escriba, lo busque y lo llame sin necesidad de estar tocando puertas todos los días o mendigar en Linkedin para que lo contraten es que usted sea conocido en el medio, sobresalir. La mejor manera de diferenciarse es hacer lo mismo que el resto, pero con otro estilo. Yo no escribo esta mierda con groserías de gratis, lo hago porque lleva 6 años funcionándome. Si no se destaca del resto, no lo van a ver.

10. Tenga ahorros y busque otras fuentes de ingresos:


Probablemente, habrá momentos en los que no le cabe un cliente más, como también habrá otros en los que no tiene sino uno. En esos momentos, lo mejor es tener un ahorro para no preocuparse. Por otro lado, es clave inventarse algo que le sirva para ganar dinero. Yo, por ejemplo, imparto asesorías sobre community management, social media y marca personal.


-
No se trata de ser el mejor o el que la tiene más grande. En este campo, el que logra diferenciarse del resto, ya tiene las de ganar. Se lo digo yo, que trabajo desde la casa cagado de la risa, creyéndome el putas cuando sé que no lo soy (sólo soy diferente).

Para más tips, sígame en Instagram.

O vea mis videos en Facebook.

Compartirlo en:

Quizás también le interese:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »